Si tienes un jardín con césped o con plantas y deseas mantenerlo en perfectas condiciones, ello implica entre otras tareas, efectuar un riego adecuado. Un sistema de riego inteligente como el que hoy comento, además de automatizar esta tarea, te permitirá hacer un uso eficiente del agua, con el consiguiente ahorro económico para ti. Además del ahorro, podemos aprovechar dicha inteligencia para mejorar nuestro confort y disfrute de jardín. Sigue leyendo y verás cómo.

El programador de riego

Los programadores de riego existen desde hace muchos años, y facilitan la tarea de regar el jardín al hacerlo de forma automática. Su funcionamiento se basa en la definición de una serie de “programas” de riego según un calendario diario o semanal. Es decir, nosotros estimamos la cantidad de agua que es necesario aplicar (indicando el número de minutos que tiene que estar funcionando cada programa de riego) y el número de veces diarias o semanales que hay que repetir dicho ciclo. Los más avanzados incluyen la posibilidad de conectar un sensor de lluvia que interrumpe el riego cuando ha empezado a llover. Sin embargo, la técnica anterior puede que no sea la más eficiente en todos los casos, pues no tiene en cuenta otros factores que podrían aconsejar acortar, alargar o incluso interrumpir por completo los tiempos de riego establecidos a priori por el usuario.

Y es que, en realidad, la cantidad de agua que necesita aportarse a un jardín, dependerá de numerosos factores, tan variados como:

  • Tipo de planta. Incluso, para un tipo de planta, como el césped, dependiendo de la variedad del mismo, la necesidad de agua puede variar significativamente.
  • Momento de actividad vegetativo. Normalmente, las plantas reducen su nivel de actividad durante las épocas frías, demandando cantidades de agua muy inferiores a los momentos en que se encuentran en plena fase activa como primavera o verano.
  • Cantidad de agua retenida en el subsuelo, esto es, la humedad del suelo. Es la cantidad de agua que la planta tiene a sus disposición a través de sus raíces. Un suelo muy húmedo necesita unos aportes adicionales muy inferiores a otro muy seco.
  • Temperatura exterior. A mayor temperatura, el agua aportada tenderá a evaporarse más por lo que será agua que nunca llegará a la planta. Por tanto, habrá que contar con esta pérdida y aportar una mayor cantidad.
  • Tipo de terreno. Los terrenos arcillosos se encharcan más que los arenosos, en los que el agua penetra mejor y se reparte más uniformemente.
  • Lluvia caída o previsión de lluvia “inminente”: Toda el agua que gratuitamente aporta la lluvia, es agua que no necesitamos aportar con nuestro sistema de riego automático
  • Etc.

Como se puede ver, toda esta información no suele estar disponible para el programador de riego, por lo que el aporte de agua se realiza siempre en las mismas cantidades. Ello puede llevar a no estar aportando la cantidad de agua correcta. Normalmente, en un programador tradicional ajustaremos el tiempo de riego para las condiciones más desfavorables, con lo que cuando éstas mejoren y se necesario menos agua, estaremos malgastando innecesariamente una cantidad determinada de la misma, con el consiguiente efecto en la factura de agua.

Existen programadores de riego que permiten incorporar información adicional, como sensores de humedad del suelo o incluso la posibilidad de ser controlados remotamente a través de Internet, si bien es cierto que este tipo de programadores siempre se han encontrado entre las gamas más avanzadas de fabricantes tradicionales del sector, con precios bastante elevados y dirigidos a usos más profesionales como riego de parques públicos, y no tanto a usuarios domésticos o individuales.

 

El riego inteligente

Para mejorar la eficiencia en el consumo de agua sin renunciar a disponer de un jardín en perfectas condiciones, necesitamos poder disponer de más información, a la hora de decidir la cantidad de agua que es necesario aportar en cada momento, tal como hemos visto en el punto anterior. Esta información adicional, le permitirá al sistema de riego tomar decisiones más inteligentes. Sin embargo, no sólo la mejora de la eficiencia y el ahorro supone mayor inteligencia. También la mejora de nuestro confort, como usuarios, podemos conseguirla con decisiones “inteligentes” de riego.

Decisiones encaminadas a un uso más eficiente del agua:

  • Si hay previsión de lluvia, se puede decidir no lanzar un programa de riego previsto, a la espera de que sea la lluvia la que aporte ese agua.
  • Si ha estado lloviendo varios días seguidos, puede que sea conveniente reducir los tiempos de los riegos programados de los días inmediatamente posteriores o, incluso, eliminarlos completamente.
  • Si la temperatura es muy baja, quizá sea más beneficioso evitar regar para que el agua caída no se congele sobre la planta, con el daño que ello puede ocasionarle.
  • Por el contrario, si la temperatura es muy elevada, podría recomendarse alargar un poco el programa de riego previsto, para compensar la evaporación adicional.

Decisiones de riego encaminadas a la mejora de nuestro confort:

  •  Evitar regar en momentos inadecuados. Por ejemplo, si estamos en el jardín disfrutando de una agradable cena en verano, evitar que se dispare el riego automático para no tener que salir corriendo para no mojarnos y posponer ese riego a un momento más adecuado.
  • Interrumpir momentáneamente un riego ya en marcha si el sistema detecta que estamos entrando en casa en ese momento. Una vez hayamos accedido al interior de la vivienda, el riego podría continuar normalmente.
  • No regar si inmediatamente vamos a salir al jardín a desayunar, para evitar encontrarnos las sillas y mesa mojadas.
  • Etc.

Las posibles aplicaciones variarán de unos casos a otros, pero seguro que situaciones como las anteriores nos pueden hacer pensar en aplicaciones específicas para nuestras propias circunstancias.

 

En la información está la clave

Como acabamos de ver, la clave de todo está en la información disponible para que el sistema pueda tomar esas decisiones inteligentes. Pero ¿de dónde sacamos toda esta información? Fundamentalmente, de dos tipos de fuentes: sensores físicos instalados en el jardín y datos disponibles a través de Internet.

En el primer caso, estarían los sensores de humedad del suelo, que permiten saber la cantidad de agua disponible para las raíces. También, el sensor de lluvia y el de temperatura. Estos sensores están orientados a proporcionar información que permita un uso más eficiente del agua. Adicionalmente, podemos tener sensores físicos con una clara orientación a la mejora del confort: sensores de presencia en el jardín, de apertura de la puerta exterior, etc. que permitan identificar momentos en los que hayamos definido que no queremos se efectúe una tarea de riego automático.

Por otro lado, los sensores “virtuales” que proporcionan datos desde Internet pueden ser, desde servicios de previsión meteorológica, hasta informes de precipitaciones locales, para mejora de la eficiencia. En cuanto al confort, puede ser, por ejemplo, nuestra geolocalización (a través del smartphone) para anticipar una llegada a nuestra vivienda sin que coincida con un riego en marcha.

Como se deduce, disponer de toda esta información exige un sistema de riego con capacidad de conectividad, tanto a los sensores físicamente instalados, como al resto de información obtenida a través de Internet. Estaríamos hablando de conceptos como Hogar Conectado, en el que se dispone de múltiples fuentes de información que, combinándolas permiten al sistema tomar de decisiones inteligentes. Si deseas profundizar en este asunto y conocer los elementos que permiten construir un sistema de este tipo, te recomiendo mi artículo sobre Hogar Conectado.

 

 EtherRain: el programador de riego inteligente

EtherRainHace algo más de un año, aprovechando la renovación de todo el sistema de aspersores de riego del césped del jardín, comencé la búsqueda de un sustituto al programador tradicional que estaba instalado. Encontré el modelo EtherRain de la empresa californiana QuickSmart. Dicha empresa se dedica al desarrollo de soluciones de automatización, tanto hardware como software. EtherRain es un controlador de riego que permite el manejo de hasta 8 zonas de riego (electroválvulas), con la posibilidad de conectar un sensor de lluvia. El dispositivo carece de cualquier tipo de botones o pantalla como los programadores tradicionales, ya que está pensado para ser controlado de forma remota a través de una conexión a nuestro Router ADSL. En España este controlador de riego puede adquirirse en la web de Z-Wave España por un precio de 174,24€

Tan importante como el propio dispositivo, es el software de control que permita manejarlo y explotar todas sus posibilidades. En este caso, tenemos múltiples opciones disponibles. La más sencilla sea, quizá, utilizar la propia solución basada en la nube que proporciona QuickSmart de forma gratuita. Se trata del portal LawnCheck.com. Allí deberemos crear una cuenta (gratuita) y vincular a ella el controlador de riego. En dicho portal tendremos la posibilidad de crear nuestros programas de riego personalizados. Aunque el diseño de la web se ha quedado un poco desfasado, la verdad es que tiene numerosas funcionalidades. Así, por ejemplo, podemos incluir la previsión meteorlógica para decidir activar o no un programa de riego. El sistema también tiene en cuenta el volumen de precipitaciones caídas a la hora de ajustar los tiempos de riego después de periodos de lluvia, etc.

LawnCheck
Ejemplo de programa de riego a través del portal LawnCheck.com. En la parte inferior “Weather” se pueden establecer condiciones meteorológicas adicionales que modifican el programa de manera dinámica.

 

El requisito fundamental para este tipo de funcionamiento es que dispongamos de una conexión permanente a Internet, ya que el controlador debe estar conectado al portal web para ir recibiendo las órdenes de riego en cada momento. Si este requisito es un factor limitante en nuestro caso, entonces tenemos la posibilidad de sustituir el portal web por un software de control instalado localmente (por ejemplo en un PC) en la misma red que EtherRain. En cualquiera de las alternativas anteriores, EtherRain deberá estar conectado mediante un cable de red estándar ethernet al Router que le dé acceso a la red local (pues no dispone de WiFi).

EtherRain instalado
EtherRain instalado. El cable gris que sale de la tapa de registro de la pared es el cable de red que le da conectividad a Internet

Puede que sea un problema “tirar” un cable desde nuestro router hasta el lugar donde tengamos instalado EtherRain. Una solución es utilizar un repetidor WiFi como éste situándolo al lado del controlador de riego, para crear un “puente” inalámbrico hasta el router.

 

El verdadero potencial de EtherRain

La verdadera potencia de EtherRain reside en su carácter abierto, que permite que sea controlado mediante un protocolo estándar por casi cualquier tipo de aplicación que nos imaginemos. Ello nos permite una flexibilidad total, a la vez que nos asegura una vida útil mucho más larga, al no estar ligado al propio fabricante. Para ello, hay que solicitar a través de la página de contacto de QuickSmart el API de conexión (documento con todos los detalles de cómo comunicarnos con el controlador desde nuestras propias aplicaciones).

Así, por ejemplo, en mi caso utilizo el portal  web LawnCheck para la programación de los tiempos de riego, y en paralelo he creado (con la información de la documentación del API), una interfaz gráfica para interactuar con el controlador de riego desde mi smartphone, a través de OpenRemote (si quieres conocer más acerca de este magnífico software, no te pierdas mi artículo sobre OpenRemote). De esta forma, puedo encender y apagar a voluntad las diferentes zonas de riego del jardín, así como conocer en qué estado se encuentra el controlador de riego, desde el móvil.

EtherRain controlado desde el móvil mediante OpenRemote
EtherRain controlado desde el móvil mediante OpenRemote

 

Adicionalmente, el hecho de integrar EtherRain junto con el resto de dispositivos conectados que tengamos en nuestro hogar, hace que sea posible que todos ellos trabajen de forma conjunta. Con ello, se pueden añadir decisiones de confort que hagan que el riego se encienda o apague en función de determinados eventos, como se mencionaba al principio del artículo.

 

Una última consideración: la fiabilidad

Cuando se trata de sistemas de que manejan el agua de nuestro hogar, aunque sea en el jardín, es importante el factor de la fiabilidad de dicho sistema. Es decir, debemos pensar en soluciones que, pese a su tecnología y complejidad, sean robustas, estables en el tiempo. Que no se queden bloqueadas, ni una sola vez, con el riego en pleno funcionamiento, y de manera indefinida, por ejemplo. En este aspecto, EtherRain está pensado teniendo en cuenta estos criterios. Por ejemplo, si se va la luz de nuestra casa, el sistema vuelve a la normalidad en cuanto recibe otra vez corriente, sin necesidad de intervención por nuestra parte. Esto es importante si vamos a estar periodos de tiempo fuera de casa y queremos irnos tranquilos de que el riego no va a suponer un problema.

Además, como la programación se almacena en la nube, no se pierde ningún tipo de información ni se hace necesario reprogramar el dispositivo por fallos en la corriente. Por otro lado, en más de un año de funcionamiento, no he experimentado ni un solo bloqueo en el aparato que me haya obligado a tener que reiniciarlo. Esto dice mucho de la fiabilidad y calidad de los componentes que se han utilizado en su fabricación.

 

Ahora que conoces que puedes regar tu jardín de forma más inteligente, ahorrando agua y ganando en confort respecto a un sistema tradicional de riego automático, ¿cambiarías tu sistema por uno de este tipo? ¿Todavía tienes dudas? ¡Comenta tu opinión!

Soy un entusiasta de la tecnología desde niño y dicha afición la he ido aplicando en las diferentes etapas por las que ha transcurrido mi vida. Soy Ingeniero Industrial por la Universidad Politécnica de Madrid, carrera que me ha aportado la capacidad de comprender los problemas desde una perspectiva global, relacionando diferentes conceptos para lograr una solución a un problema concreto. Profesionalmente hablando, mi carrera ha transcurrido principalmente por puestos relacionados con la tecnología e Internet. Actualmente soy responsable de servicios digitales en AXA Seguros, siendo mi misión ofrecer servicios de valor a los clientes de la compañía a través de sus canales digitales.
Pasar del riego automático al riego inteligente
Etiquetado en:                            

6 thoughts on “Pasar del riego automático al riego inteligente

  • 20/01/2016 a las 15:53
    Enlace permanente

    Hola me gustaría que mandaras más información a mi correo me parece muy completo o puedes mandar número telefónico para contacto.

    Responder
    • 21/01/2016 a las 00:30
      Enlace permanente

      Hola Francisco. Me alegra saber que el artículo ha resultado útil. Necesitaría que me indicaras con más detalle qué información necesitas o cuál es tu caso concreto para poder ayudarte un poco mejor. Muchas gracias.

      Responder
  • 01/04/2016 a las 20:37
    Enlace permanente

    Hola soy de argentina y quisiera saber si este dispositivo se puede conectar al sistema de riego automático que tengo instalado.
    Es sencillo su instalación lo puedo comprar on line lo mandan por correo a Argentina?
    Gracias

    Responder
    • 05/04/2016 a las 23:42
      Enlace permanente

      Hola Tito. EtherRain tiene el mismo tipo de conexiones que un programador de riego tradicional, pero añadiéndole la funcionalidad de control remoto e inteligente de su encendido y apagado. En este sentido, sustituye a tu antiguo programador. Es un programador capaz de controlar hasta 8 electroválvulas (también hay una versión de 7 electroválvulas más una maestra de toma de agua general). Trabaja con electroválvulas de 24V, que son muy comunes en sistemas de riego. Es un dispositivo fabricado en Estados Unidos y en http://www.quicksmart.com/qs_er_purchase.html tienes instrucciones de como adquirirlo online. Cualquier otra duda que tengas no tienes más que preguntar. Saludos.

      Responder
  • 21/06/2016 a las 10:43
    Enlace permanente

    Muy intersante el artículo… Estudiaré el EtherRain y sus caraterísticas. Y el OpenRemote. Mi idea es automatizar el riego de la maceta que tengo en mi despacho… Con una Raspberry Pi 2 con el SO Windows 10 IoT usando el sensor DHTxx(https://learn.adafruit.com/dht/overview) pasándole la información a mi Microsoft Band 2 / Móvil Lumia 640XL con Windows 10 Mobile… Ya que. como siempre, TODO es “para” Android y iPhone/iPad… 😉
    Un saludo.

    Responder
    • 24/06/2016 a las 12:01
      Enlace permanente

      Hola Rafa,

      Muchas gracias por tus comentarios.

      Lo bueno de EtherRain es que es “agnóstico” al sistema operativo que utilices para controlarlo remotamente, por lo que puedes interactuar con él desde cualquier SO, siempre que puedas enviarle peticiones HTTP. Respecto a OpenRemote, es cierto que está diseñado pensando en que los paneles de control serán apps Android o iOS (aunque el controlador que instalas localmente también crea un pequeño servidor web para mostrar esos mismos paneles en formato web, al que te podrías conectar desde el navegador de tu Smartphone Windows).

      Sin embargo, también puedes considerar la opción de sustituir OpenRemote por NodeRED (mira mi artículo ). Al final del mismo, puedes ver mi respuesta a un comentario sobre cómo añadir una interfaz web para crear un panel de control en HTML). Esta solución sí que es totalmente universal y válida para que interactúes con tu sistema desde cualquier dispositivo, Android, iOS, Windows, Linux, SmartTV, lo único que necesitas es abrir un navegador web.

      Por último, para el sensor de humedad de tu maceta, si lo que pretendes es medir la humedad de la tierra de la misma para decidir cuándo debes regar, el sensor que indicas no es el adecuado (ese sirve para medir humedad ambiental). Para tu caso, debes utilizar un sensor de humedad del suelo (te he incluido uno también de Adafruit, aunque puedes encontrarlos más económicos en eBay).

      Espero que te sea de utilidad esta información.

      ¡Mucha suerte con tu proyecto!

      Roberto

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *